Psoriasis Fármacos Biosimilares despejando dudas

Desde hace más de 13 años disponemos para el tratamiento de la psoriasis moderada severa los conocidos como fármacos biológicos. Éstos se diferencian de los fármacos convencionales en que son moléculas generadas por biotecnología e ingeniería genética y porque contiene uno o más principios activos sintetizados o derivados de una fuente biológica.

En el caso de la psoriasis, estos fármacos van dirigidos específicamente contra dianas implicadas en los procesos inflamatorios y en la estimulación del recambio celular. 

El desarrollo de la terapia biológica nos ha permitido alcanzar una mejoría significativa de la enfermedad aunque sin llegar a la curación definitiva y sin aumentar los efectos adversos. Una de las principales limitaciones para su prescripción es el elevado coste económico. Dicho coste es debido a la gran inversión empleada por las farmacéuticas en el desarrollo de la investigación, así como por su compleja elaboración. Dependiendo del fármaco, el tratamiento de un solo paciente supone un importe que va desde 12.500 a 14.000 euros por año. 

La patente de dos de los fármacos más veteranos, infliximab y etanercept, ha expirado. Esta situación ha motivado que diferentes fabricantes hayan desarrollado versiones conocidas como fármacos biológicos similares o biosimilares. Estos fármacos son versiones del principio activo original equivalentes en eficacia y seguridad al medicamento biológico de referencia.  Aunque los procesos de elaboración son tan complejos que pueden existir diferencias entre ambos productos, estas diferencias no deben interferir en lograr una equivalencia terapéutica y de seguridad. Estos fármacos no se pueden equipararse a los “genéricos” ya que los biosimilares están obligados a acreditar la equivalencia con su referente mediante estudios de comparabilidad. Estos estudios han de ser evaluados por la Agencia Europea del Medicamento siendo los requisitos para su comercialización mucho más estrictos que los exigidos a los medicamentos originales.

La incorporación de los bioequivalentes a la práctica clínica ha supuesto una disminución en los costes de adquisición (entre el 15 al 30% menos que los originales) y ha permitido ratificar la seguridad y eficacia mediante estudios de postcomercialización.  Así mismo ha mejorado el acceso de los pacientes a este tipo de fármacos, e incluso la competencia generada ha abierto la posibilidad de reducir el precio de los fármacos biológicos originales.

Mas información en:

IMS Institute for Health Informatics. Assessing biosimilar uptake and conpetition in European Markets. October 2014. Disponible en: https://www.imshealth.com/files/web/ IMSH%20Institute/Healthcare%20Briefs/Assessing_biosimilar_uptake_and_competition_in_European_markets.pdf

Calabozo B. Medicamentos biosimilares, despejando dudas. El ojo de Markov. 2015;36:1-4. Disponible en: http://www. saludcastillayleon.es/portalmedicamento/es/cim-sacyl/ojomarkov/medicamentos-biosimilares-despejando-dudas

www.clinicadermatologicainternacional.com


Comentarios

Entradas populares de este blog

EMBARAZO Y PSORIASIS, DUDAS Y RESPUESTAS

NUEVOS FÁRMACOS PARA LA PSORIASIS: APREMILAST

PSORIASIS Y PERIODONTITIS CRÓNICA UNA NUEVA COMORBILIDAD