MEDICINA ALTERNATIVA EN EL TRATAMIENTO DE LA PSORIASIS. PARTE I

Plantas tópicas en el Tratamiento de la Psoriasis
Tal y como ocurre con muchas otras enfermedades crónicas, en el tratamiento para la psoriasis las propuestas “naturales” enmarcadas dentro de la medicina alternativa y complementaria aparentan ser una vía de curación para algunos pacientes con frecuencia agotados de los tratamientos clásicos.
Se ha calculado que hasta un 50% de los pacientes con enfermedades dermatológicas de Europa y EEUU recurren a este tipo de tratamientos alternativos, entre los que se incluyen el uso de preparados tópicos a base de aceites esenciales muchos de ellos derivados de plantas de origen Chino.
Recientemente se ha publicado en el British Journal of Dermatology un artículo muy interesante que realiza un meta-análisis (análisis de todo lo publicado en la literatura científica) con objeto de evaluar la eficacia del uso de preparados estos tópicos en la psoriasis.1


En este análisis después de recoger 1.139 estudios clínicos, analiza finalmente en doce que incluían más de 800 pacientes. En estos se evaluó la eficacia de cinco extractos de plantas diferentes: Mahonia aquifolium (n = 5), Aloe vera (n = 3), indigo naturalis (n = 2), aceite de nuez de kukui (n = 1) y tres preparaciones diferentes de nuez de Camptotheca acuminata (n= 1).
MAHONIA AQUIFOLIUM
De la Mahonia Aquifolium, también conocida como Uvas de Oregón se recogieron cinco estudios que analizaban la eficacia de cremas con extracto de Mahonia Aquifolium para la psoriasis. Solo en un estudio realizado por Wiesenauer y colaboradores, la aplicación del extracto de esta planta dos veces al día durante 12 semanas demostró una eficacia superior a placebo mejorando la escala PASI. En el resto de estudios aunque los pacientes notaban una mejoría leve esta no fue estadísticamente significativa al compararla frente a cremas placebo (la crema sin extracto) o a tratamientos clásicos de la psoriasis como el calcipotriol o ditranol.
Augustin y colaboradores analizaron el efecto en la proliferación de los queratinocitos (multiplicación de las células de las capas más superficiales de la piel) y la presencia de sustancias proinflamatorias en biopsias de piel de pacientes con psoriasis antes y después de la aplicación de extracto de Mahonia. Estos autores concluyeron que el extracto de este aceite reducía la infiltración de células inflamatorias (LinfocitosT) y disminuía los marcadores de proliferación celular en las capas de la piel en pacientes con psoriasis. Aunque este efecto fue superado por el ditranol.
Otro estudio randomizado doble ciego que demostraba la eficacia superior al placebo de este tipo de planta fue el realizado por una farmacéutica que tiene comercializada una crema con el extracto de Mahonia aquifolium (psoberine). Los autores no incluyeron los datos en el meta-análisis por utilizar una escala de medida de severidad para la psoriasis no comparable con otros estudios.
Finalmente otro de los estudios no incluidos evaluó la eficacia del extracto de esta planta en más de 400 pacientes, encontrando una mejoría en el 70% de los pacientes pero no realizó control con placebo. En este tipo de estudios no es posible saber si la mahonia fue responsable de la mejoría, pero el ensayo ayudó a establecer la seguridad y tolerancia a la planta.
ALOE VERA
Para el análisis solo tres de los estudios analizados fueron elegidos para este meta-análisis. Destacamos el realizado por Choonhakarn y colaboradores que comparan la eficacia del Aloe vera en crema 0,5% aplicado dos veces al día con acetónido de triamcinolona al 0.1%. En este estudio concluyen que ambos grupos mejoraron las escalas de severidad PASI y que la mejoría fue estadísticamente superior en el grupo que utilizó la crema de Aloe vera, con lo que concluyen que la aplicación de aloe vera en crema puede ser al menos tan eficaz como el acentónido de triamcinolona al 0,1%.
Llama la atención que un estudio muy similar realizado con Aloe vera en gel y no en crema fue menos eficaz que el placebo y se notificaron efectos adversos leves como irritación posiblemente tras la sequedad producida por el gel hidroalcoholico donde fue vehiculizado.
En los sucesivos post iremos analizando el resto de extractos e incluso incluiremos otras terapias alternativas. De momento podemos ir observando que estos tratamientos “naturales” pueden ser una alternativa a los tratamientos tópicos clásicos. Aunque siendo realistas y basándonos en los estudios debemos esperar una eficacia muy discreta, alejándose mucho de propiedades milagrosas.
1. Plant extracts for the topical management of psoriasis: a systematic review and meta-analysis. A Systematic Review and Meta-analysis. S. Deng, B.H. May, A.L. Zhang, C. Lu, C.C.L. Xue The British Journal of Dermatology. 2013;169(4):769-782.


Comentarios

Entradas populares de este blog

NUEVOS FÁRMACOS PARA LA PSORIASIS: APREMILAST

EMBARAZO Y PSORIASIS, DUDAS Y RESPUESTAS

PSORIASIS Y PERIODONTITIS CRÓNICA UNA NUEVA COMORBILIDAD