LASER EXCIMER Y PSORIASIS. Otras opciones terapéuticas



Es habitual  ver  pacientes con una psoriasis leve pero que se encuentra localizada en lugares realmente molestos como las palmas de las manos, plantas de los pies o cuero cabelludo. En muchas ocasiones son  placas de pequeño tamaño  que solo afectan a pequeñas zonas sin llegar a alcanzar más de un 10% de la superficie corporal.
Esta extensión tan limitada de la enfermedad, muchas veces  nos lleva a los dermatólogos a utilizar tratamientos tópicos y reservar los tratamientos sistémicos para casos más extensos.
 
La mayoría de estos  pacientes que veo están cansados  de la aplicación diaria de cremas  y de sus efectos, su taquifilaxia (pérdida de eficacia) o rebrotes tras el cese de su aplicación.

La fototerapia es una modalidad terapéutica bien establecida para el tratamiento de la psoriasis. La fototerapia UVB de banda estrecha (UVB-BE) emite una radiación entre 311-313 nm, se aplica en cabinas de cuerpo entero con una periodicidad de 3 veces a la semana o de manera diaria con los dispositivos domiciliarios. El UVB-BE puede ser considerado una mejor opción a la fototerapia con UVA ya  que  los tiempos de exposición son cortos, presenta una mayor eficacia  y  a la larga una menor radiación acumulada.

El laser Excimer o los dispositivos de luz Excimer emiten una radiación con una longitud de onda  308 nm que se encuentra en el espectro de la luz UVB BE. La diferencia fundamental es que  con el laser Excimer pueden utilizarse niveles de energía superiores además de poder dirigirlo selectivamente a una placa concreta. Esto reduce el número de tratamientos ya que alcanza una mejoría más rápida con un menor número de sesiones y en consecuencia una menor la radiación acumulada. Se ha calculado que la dosis acumulada necesaria para el blanqueamiento de lesiones es seis veces menor para el laser Excimer que para el UVB-BE convencional.

¿Cómo se aplica el tratamiento con luz Excimer?
Inicialmente se realiza una prueba en consulta donde calculamos la dosis eritematógena mínima (MED) del paciente, esta técnica nos permite calcular la dosis que es más efectiva y segura en su piel.
El tratamiento se lleva a cabo en consulta y cada sesión dura solo unos pocos minutos. Durante la aplicación se puede notar en la piel una sensación bien tolerada de calor y en las horas posteriores  un posible picor y enrojecimiento.

¿Qué efectos secundarios tiene y cuantas sesiones se necesitan?
Se aplica con una periodicidad de dos o tres veces semanales y en la mayoría de los pacientes se obtienen resultados a partir de las 10 sesiones.
La eficacia depende de la dosis aplicada en cada sesión, a mayor dosis  el aclaramiento de las placas es más rápido, aunque  a mayor  intensidad  los efectos secundarios son también más frecuentes.  La mejoría se mantiene según los casos entre 2 y 10 meses, pudiéndose repetir el tratamiento en caso que fuese necesario.

Los efectos adversos que pueden ocurrir con laser Excimer son el eritema, cambios reversibles en la  coloración en la piel (hiper o hipopigmentación) e incluso pueden ocurrir como quemaduras. A largo plazo  los efectos secundarios a largo plazo  son los asociados al uso de UVB fotoenvejecimiento y la fotocarciogenesis, sin embargo la relación entre UVB y desarrollo de cáncer cutáneo no ha podido ser demostrada en estudios con humanos.  

En resumen los dispositivos con luz o laser Excimer ofrecen una opción terapéutica alternativa cómoda y segura para los pacientes con placas  de psoriasis localizas refractarias a tratamiento o localizaciones como el cuero cabelludo donde los tratamientos tópicos o la fototerapia convencional son de difícil aplicación.
*

Comentarios

Entradas populares de este blog

NUEVOS FÁRMACOS PARA LA PSORIASIS: APREMILAST

EMBARAZO Y PSORIASIS, DUDAS Y RESPUESTAS